15 nov. 2011

Manifestación, Jueves 17 de noviembre, 18:30 horas



Los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza llevan varios meses desarrollando el conflicto educativo más intenso y más apoyado socialmente desde que la Comunidad de Madrid asumiera las competencias en educación. 

El origen del conflicto se encuentra en la insistencia, año tras año, del Gobierno de la Comunidad de Madrid por incorporar criterios liberales (de mercado) a la gestión de los servicios considerados públicos y esenciales como la educación, desarticulando y deteriorando la enseñanza pública a favor de la enseñanza privada. Pero de forma concreta, el conflicto lo desencadenan las instrucciones para el curso 2011/2012, que en lugar de incorporar mecanismos de mejora en la gestión de los centros educativos públicos y avanzar en la calidad de la enseñanza.

Un recorte de más de 100 millones de euros y no contratar a más de 3.000 profesores, el 15% la plantilla de la enseñanza secundaria. 

Un recorte impresentable que la Consejera de Educación y la propia Presidenta Regional han intentado enmascarar. Tanto la una como la otra han arremetido contra el profesorado, descalificando su profesionalidad desde el insulto y la mentira, intentando hacer creer a la ciudadanía madrileña que trabajan 18 horas semanales y se negaban a trabajar 2 más, cuando la realidad es que su jornada de 37,5 horas semanales no ha variado. 

Sin embargo, este incremento de la carga lectiva (impartición de clases) tiene un efecto demoledor para la enseñanza pública madrileña: comporta la eliminación de las medidas dirigidas a la atención personalizada del alumnado, sobre todo, las dirigidas a aquellos que más lo necesitan. 

Así, estas instrucciones suponen un ataque frontal a la atención a la diversidad, es decir, a la equidad, a la igualdad de oportunidades y a la justicia social. 

El resultado esta siendo unas aulas masificadas, profesores que no dan clase de su especialidad, no hay desdobles ni para idiomas, tampoco refuerzos, ha desparecido la atención a la diversidad y se ha minimizado la compensación educativa y las actividades extraescolares y complementarias, cierres de bibliotecas, de las aulas de enlace que acogían a los inmigrantes recién llegados,… Una condena al fracaso escolar para muchos jóvenes que no tienen un entorno social ni renta familiar que los compensen de estas carencias. 

Un recorte de más de 100 millones de euros a la enseñanza pública que casi coincide, para mayor escarnio y provocación, con los 90 millones de euros de regalos fiscales que el Gobierno regional esta haciendo a las familias pudientes que escolarizan a sus hijos en la enseñanza privada segregadora y elitista. Y es que una familia con ingresos de 180.000€ al año y cuatro hijos se desgravan 3600€. 

Dos meses después de iniciado el curso, con un masivo seguimiento de las huelgas y manifestaciones, concentraciones, encierros,… el conflicto continua y la Consejería de Educación se niega a convocar la mesa de negociación. Los 350.000 alumnos afectados no son razones suficientes para buscar una salida al conflicto. 

Por el contrario, se dedica a perseguir y sancionar a aquellos docentes y cargos directivos de los centros que ejercen su libertad de opinión y de expresión. En concordancia con lo anterior, la reivindicación sindical se basa en reclamar la retirada de las instrucciones para el curso 2011/2012, volver a contratar a los 3.200 profesores y exigir la apertura de un proceso de negociación para abordar cuantos cambios sean necesarios para mejorar el sistema educativo de la Comunidad de Madrid. 

Rechazamos los recortes en los derechos esenciales. En un momento de crisis económica y social como el actual, los sistemas educativos juegan un papel central para superarla. 

La educación pública es garantía de un derecho fundamental que incide en la igualdad, el progreso y la libertad. Y en un momento de crisis económica y social como el actual, los sistemas educativos juegan un papel central para superarla. La educación pública es de todos/as y su defensa responsable también debe serlo. 

Por ello, hacemos un llamamiento para apoyar las movilizaciones desarrolladas en la Comunidad de Madrid por los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza en defensa de la escuela pública –la de todos/as– y las reivindicaciones sindicales. Y en especial la jornada de huelga y manifestación del próximo día 17 de noviembre. 

¡¡¡ ACUDE A LA MANIFESTACIÓN DEL DÍA 17-N, A LAS 18:30 HORAS DE LA PLAZA DE NEPTUNO A LA PUERTA DEL SOL !!!