12 nov. 2012

Encierro de los trabajadores y trabajadoras y el Comité de Empresa del Hospital Universitario Gregorio Marañón


Los trabajadores y trabajadoras, las Organizaciones Sindicales (UGT, CC.OO, CSIT-UP, SATSE, USAE, USO) y el Comité de Empresa del Hospital General Universitario Gregorio Marañón se encuentran encerrados desde hoy en el AULA MAGNA como respuesta al último ataque perpetrado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid contra la Sanidad Pública Madrileña. Con esta nueva agresión pretende seguir desmantelando y privatizando nuestra Sanidad y ponerla en manos de grupos de inversión y fondos de capital de riesgo como CVC (Capio), Doughty Hanson, Goodgrower (Adeslas), Atitlán (Angels Capital) o grandes consorcios como BUPA Internacional Health Insurance (Sanitas), que pondrán sus intereses empresariales por delante de la salud de los pacientes a los que pretenden atender, la “falsa” rentabilidad económica por delante del Derecho Universal a la Salud y de la rentabilidad social. 

El cierre del Instituto de Cardiología y de la UCR, la centralización de los laboratorios clínicos, la transformación del Hospital de La Princesa en un “gueto” para pacientes mayores de 75 años y del Hospital Carlos III en un hospital de media y larga estancia, la privatización de la Lavandería Central de Mejorada del Campo y de los hospitales Infanta Cristina (Parla), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Leonor (Vallecas), Hospital del Henares (Coslada), Hospital del Tajo (Aranjuez) y Hospital del Sureste (Arganda del Rey), del 10% de la Atención Primaria y de las categorías “no sanitarias” de todos los centros sanitarios de la Comunidad de Madrid (cocina, lavandería, mantenimiento y almacenes), supone el desmembramiento del ya agonizante sistema sanitario público madrileño. Además, y como ejemplo de la desorganización y precarización laboral que sufrimos los profesionales orquestada desde la Consejería de Sanidad, en nuestro hospital más de 1000 trabajadores, cuyos contratos finalizan el día 31 de diciembre, desconocen si estarán trabajando con nosotros el próximo 1 de enero y un centro como el IPR desconoce cual va a ser su futuro inmediato. 

Paso a paso, avanzamos inexorablemente hacia la privatización total de la Sanidad Pública madrileña, de NUESTRA SANIDAD. Es nuestra obligación como profesionales y como ciudadanos defenderla. Desde aquí, declaramos nuestro más profundo rechazo a todas y cada una de las medidas anunciadas. 

Del mismo modo expresamos nuestro apoyo y solidaridad con todos y cada unos de los trabajadores y trabajadoras encerrados en los distintos centros de trabajo… NO NOS RESIGNAMOS… APORTA TU GRANO DE ARENA PARTICIPANDO EN TU TIEMPO LIBRE EN NUESTRO ENCIERRO… JUNT@S PODEMOS!!!