3 nov. 2012

La Sanidad Pública madrileña en estado crítico... La Comunidad de Madrid deja en manos privadas la gestión sanitaria de los centros de Parla, Vallecas, San Sebastián de los Reyes, Coslada, Arganda del Rey y Aranjuez




El enésimo hachazo al desmembrado y agonizante sistema sanitario público de la Comunidad de Madrid se perpetró el pasado miércoles con el anuncio de los Presupuestos para el próximo año. Paso a paso, avanzamos inexorablemente hacia la privatización total de la Sanidad Pública madrileña. 

Hace tan sólo 4 años, allá por el mes de septiembre del 2008, algunos “visionarios” nos agolpábamos en las puertas del hotel Ritz, mientras dentro, el entonces Consejero de Sanidad, Juan José Güemes, alentaba a los grandes empresarios de constructoras, entidades financieras, aseguradoras sanitarias y empresas de equipamientos sanitarios de este país, ofreciendo una “oportunidad de negocio” con la sanidad pública de todos los madrileños. Entonces sólo consiguieron hacerse con una parte del “sabroso pastel” (los servicios no sanitarios y algún hospital con gestión privada al 100%).


Cuatro años después, y en plena crisis económica, nos vuelven a martillear con el manido argumento de la eficiencia y del ahorro para justificar las privatizaciones. Pero… ahorro ¿a consta de qué?... Trabajadores peor pagados y sin derechos laborales, estancias medias de los pacientes más cortas, límites a las pruebas diagnósticas más costosas que disminuyen la rentabilidad, derivación de las patologías más complejas y costosas a los hospitales públicos tradicionales… en definitiva prostituir el derecho a la atención sanitaria transformándolo en un negocio basado en criterios de rentabilidad empresarial. 

En el cenit su calculada insensatez, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha aprobado el abono por parte de los ciudadanos de un euro por receta ”como medida disuasoria” (dicen ellos), como si uno pudiera decidir cuándo y cómo se pone enfermo. Esta medida, que se suma al copago farmacéutico de mediados de año, se va a cebar especialmente con pensionistas y jubilados, que son los mayores consumidores de fármacos y que en su inmensa mayoría disfrutan de pensiones mileuristas. Además no hay que olvidar que en la situación de crisis actual, muchas familias con todos sus miembros desempleados sobreviven gracias a la pensión de sus progenitores.

Lo que Aguirre decía del copago no hace tanto... 

 

Lo que Rajoy decía del copago...

 


Su orgía privatizadora, se traduce, entre otras, en las siguientes medidas: 
  • Privatización de los servicios sanitarios de los hospitales estrella de Aguirre (el personal no sanitario ya dependía de la empresa concesionaria). De este modo el modelo a imitar será el del hospital de Valdemoro. Además, en referencia a la Unidad Central de Radiodiagnóstico todavía no se ha decidido si se cerrará o se venderá la mejor postor. Esta nueva privatización afectará, de una forma u otra, a más de 5000 profesionales. 
  • Transformación del Hospital de la Princesa en un hospital de “alta especialización” en la atención a ancianos con la consiguiente adecuación de plantilla. 
  • Transformación del Hospital Carlos III en un centro similar al Hospital de Guadarrama, con la consiguiente adecuación de la plantilla. 
  • El Instituto Cardiológico se adscribe a la Unidad de Cardiología del Hospital Clínico, con la consiguiente adecuación de plantilla. 
  • Los laboratorios se concentrarán en 4 hospitales: Puerta de Hierro, La Paz, 12 de Octubre y otro hospital por determinar. Esta concentración llevará consigo la adecuación de platillas en la que tendrá preferencia el personal fijo. 
  • En el resto de hospitales se establecerá un plan de ordenación de recursos humanos con el objeto de fijar las plantillas para ejercicios sucesivos de acuerdo a su presupuesto. 
  • Privatización del 10% de los centros de Atención Primaria. 
  • Privatización inmediata los servicios no sanitarios. Se iniciará el proceso por el Hospital Puerta de Hierro, de modo que el PERSONAL FIJO NO SANITARIO de este hospital será trasladado a otros centros sanitarios de la Comunidad de Madrid.
  • Privatización de la Lavandería Central de Mejorada del Campo.
Están engullendo a dentelladas secas y calientes (como decía el poeta Miguel Hernández) nuestra Sanidad, nuestra Educación... nuestro Estado del Bienestar, para su propio beneficio, para enriquecerse a consta de nuestros DERECHOS. En nuestra mano está, permanecer impasibles hasta que sólo quede LA NADA, o defender con uñas y dientes aquello que tantos años nos ha costado conseguir... TÚ DECIDES.