9 oct. 2014

El Consejero de Sanidad tiene su vida resuelta, nuestra compañera no

“El Consejero tiene su vida resuelta” así se despachaba esta mañana el Consejero de Sanidad, ante la posibilidad de tener que asumir responsabilidades, mientras tanto, María Teresa está luchando contra una infección por un virus hasta ahora desconocido en Europa, y que ha adquirido en el ejercicio de su profesión 

En el día de ayer en boca de la máxima autoridad sanitaria de la Comunidad de Madrid, el Consejero de Sanidad D. Javier Rodríguez nos sorprendió con su diagnóstico de la situación en cuanto a la crisis sanitaria relacionada con el virus de Ébola, este “responsable” calificó a la profesional, Auxiliar de Enfermería, compañera del Hospital Carlos III y actualmente la única infectada con resultado positivo, como mentirosa; aludiendo a las supuestas declaraciones que esta había realizado a los facultativos que están tratándola. 

A esta Federación de Servicios Públicos solo nos cabe el calificativo de indecente. Acusar a una profesional en el principio de una investigación que ellos mismos dicen haber iniciado, basarse en unas supuestas declaraciones de una persona en las condiciones propias de la enfermedad en la que está la profesional, y todo esto con objeto de eludir las responsabilidades sobre los errores que desde el principio hemos estado denunciando desde este sindicato. 

En primer lugar el desmantelamiento del Hospital Carlos III como centro de referencia de enfermedades infecciosas, fruto del Plan de Sostenibilidad ideado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, cuyo máximo responsable, D. Ignacio González, tendría que rectificar reconociendo las consecuencias negativas que dicho plan ha tenido sobre la Sanidad Madrileña. 

En segundo lugar, también y desde que se anunció la primera repatriación en el mes de julio, incrementamos nuestras demandas sobre la necesidad de formación específica ante la aparición de pacientes infectados por virus de Ébola. Tenemos los mejores profesionales, tenemos los profesionales más preparados, profesionales reconocidos a nivel internacional, pero por eso mismo son los primeros que han reclamado, por responsabilidad, esa formación. 

En tercer lugar desde el primer momento se reclamaron los protocolos que se iban a seguir, y es ahora cuando están empezando a hacerse públicos en los diferentes centros sanitarios de la Comunidad de Madrid. Después de tres meses y después de la primera infección en suelo europeo. Estos protocolos está claro que no han evitado la infección de nuestra compañera, y de lo primero que las autoridades sanitarias se tienen que ocupar es ver donde han fallado antes de emitir acusaciones, más veladas como la del Ministerio de Sanidad hablando de error humano o las más directas e irresponsables de la Consejería de Sanidad de Madrid, de parte de su máximo responsable. 

Desde el Sector de Sanidad de la Federación de Servicios Públicos de UGT- Madrid, exigimos en primer lugar una rectificación en los mismos términos por parte del Consejero de Sanidad, exigimos la transparencia en cuanto a las actuaciones llevadas a cabo en todo momento por parte de las autoridades sanitarias, con objeto de que los profesionales y los ciudadanos recuperen la seguridad y la confianza que ahora mismo tienen perdida, exigimos que todos aquellos agentes implicados en esta crisis asuman las responsabilidades que a cada uno le corresponden, y por supuesto exigimos la retirada del Plan de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid, y consecuentemente la vuelta a su origen del Hospital Carlos III.