8 jun. 2012

Otra vuelta de tuerca más a los Empleados Públicos

UGT está en contra del nuevo tijeretazo del Ejecutivo Regional a los empleados públicos, ya que supone una nueva agresión a estos trabajadores y además porque se ha llevado a cabo por imposición, huyendo de la negociación.

El ejecutivo regional ha aprobado en Consejo de Gobierno las medidas que afectarán directamente a los empleados públicos en la modificación de los presupuestos regionales. 

Entre las medidas que afectan a 180.000 empleados públicos destacan una reducción salarial del 3,3%, distribuida en una reducción del 6% del complemento específico de los funcionarios y del 25% de sus pagas extras, y en una bajada del 3,3% en todos los conceptos salariales del personal laboral. Además al personal interino de atención indirecta les bajará también el 10% de su sueldo y jornada. 

Estas medidas también afectarán al acceso a los servicios públicos de 6.000.000 de ciudadanos, a las posibilidades de inversión y consumo de 180.000 empleados y empleadas públicos y sus familias a la vez que destruye empleo. 

Para UGT el Ejecutivo autonómico está jugando con el trabajo, con sus condiciones, con la profesionalidad de todos los empleados públicos. No respeta su dedicación, su papel y lo que es más grave precariza todavía más el empleo público, creando una nueva categoría; el interino en precario. UGT acusa al Gobierno autonómico de ser el líder del desempleo en Madrid, desde enero de 2010 hasta enero de 2012 amortizando 4.940 plazas. 

El sindicato recuerda que en el año 2010 se redujo el sueldo a los empleados públicos un 5%, que en el 2011 se congeló su salario lo que supuso una pérdida de más de un 3% de su poder adquisitivo anual, que en marzo del 2012 se amplió su jornada laboral lo que en la práctica supone una reducción añadida del 8% y que ahora se pretende volver a bajar el sueldo un 3,3 %, lo que se traduce en una reducción salarial desde junio de 2010 hasta la fecha de un 15,48%.

La sanidad, la educación, los servicios sociales, los bomberos, los servicios de emergencia,….hasta ahora, siempre han sido catalogados por los ciudadanos como servicios públicos de calidad. ¿Qué pasará a partir de ahora, con constantes recortes, sin inversión en infraestructuras, sin nuevas contrataciones, incrementando la carga laboral de sus profesionales?, ¿se mantendrá la calidad del servicio,? ¿ el propio servicio?. ¿Servirá el recorte de derechos laborales, la eliminación de servicios públicos, la bajada salarial de los empleados públicos, para salir de la crisis? 

Lo que es seguro es que los ajustes y recortes de los servicios públicos van a afectar al desempeño profesional, lo que ocasionará a medio y largo plazo una perdida en la calidad de las prestaciones ofrecidas a los ciudadanos, y por tanto un grave debilitamiento en nuestro actual modelo de estado de bienestar.